Menú Menú

Ayuno intermitente: Una forma de equilibrio

Fitness / 13 agosto, 2019

Ayuno intermitente: Una forma de equilibrio

Te contamos que el ayuno intermitente es un término general que describe un periodo en el que se realizan ciclos regulares de ayuno y alimentación.

El ayuno intermitente no es una dieta en sí misma, aunque puede ser utilizado junto con una restricción calórica para la pérdida de peso.

Se dice que el ayuno intermitente es el antiguo secreto para la salud. Es antiguo porque se ha realizado durante toda la historia de la humanidad.Y es secreto porque esta efectiva costumbre prácticamente está olvidada.
Sin embargo, mucha gente está redescubriendo este tratamiento alimenticio y lo ha vuelto a poner de moda. Desde 2010 el número de búsquedas online para “ayuno intermitente” ha aumentado en alrededor de un 10.000 por ciento, y la mayoría de este aumento se ha producido durante los últimos años.

ayuno intermitente

Qué dicen los estudios

Los recientes estudios confirman que si se hace de forma correcta, tiene grandes beneficios: adelgazamiento, corrección de la diabetes de tipo 2 entre otras.

Es importante entender que ayunar se diferencia de la inanición en un aspecto crucial: el control. La inanición es la falta involuntaria de alimento durante un largo período de tiempo y que puede derivar en sufrimiento grave o incluso la muerte. No es intencional ni controlada.

Ayunar, en cambio, es aplazar de forma voluntaria la ingesta de comida por motivos religiosos, de salud o de cualquier otro tipo, en personas que no tengan un peso inferior al normal y por lo tanto tengan la suficiente grasa almacenada para vivir de ella.

No tiene una duración estándar, ya que simplemente es no comer. En cualquier momento en el que no comas, estás ayunando. Se trata de alternar periodos en los que te alimentas sin restricciones con periodos durante los cuales limitas las calorías que consumes marcadamente, según la proporción que elijas. 

Por ejemplo, si eliges una proporción de 16 a 8, ayunas por 16 horas, y luego consumes todas las calorías del día dentro de 8 horas; con una proporción de 5 a 2, te alimentas sin restricciones por 5 días y los siguientes 2 días consumes solo 500 calorías cada día.

Tienes fácil acceso a alimentos, pero decides no comer. El ayuno puede ser de cualquier duración, desde unas horas a días o, con supervisión médica,  incluso semanas. Es posible empezar un ayuno en cualquier momento, y puedes dejarlo también cuando desees. Se puede empezar o terminar un ayuno por cualquier motivo o sin motivo alguno.

Según un estudio realizado por la USC, por ejemplo, los pacientes que “ayunan” por cinco días consecutivos cada mes (consumen entre 750 y 1,100 calorías esos días) tienen una presión arterial más baja, y niveles de colesterol, azúcar en la sangre y de IGF-1 —un compuesto asociado con un mayor riesgo de cáncer— más bajos que aquellos que se alimentan normalmente.

Básicamente, ayunar permite al cuerpo utilizar la energía almacenada; por ejemplo, quemando el exceso de grasa corporal.Es importante saber que ayunar es normal y que las personas hemos evolucionado para poder ayunar sin sufrir efectos nocivos para la salud. 

La grasa corporal es solo energía alimentaria almacenada. Si no comes, el cuerpo simplemente “comerá” su propia grasa para obtener energía.

Comer y ayunar es cosa de equilibrio. Ayunar no es más que la cara opuesta de comer. Si no estás comiendo, estás ayunando. 

ayuno intermitente

El ayuno intermitente funciona así:

Al comer se ingiere más energía alimentaria de la que podemos usar de forma inmediata. Parte de esta energía ha de almacenarse para ser usada más tarde. La insulina es la principal hormona implicada en el almacenamiento de energía alimentaria.

La insulina aumenta al comer, esto ayuda a almacenar el excedente de energía de dos formas diferentes. Los azúcares pueden unirse en cadenas largas, llamadas glucógeno, que después se almacenan en el hígado. 

Sin embargo, el espacio de almacenamiento es limitado, y una vez que se llena, el hígado empieza a convertir el exceso de glucosa en grasa. Este proceso se denomina lipogénesis de novo (que literalmente significa “crear grasa de nuevo”).

Parte de la grasa recién creada se almacena en el hígado, pero la mayoría se traslada a otros depósitos de grasa del cuerpo. Aunque esto es un proceso más complejo, la cantidad de grasa que se puede crear no tiene límite. De manera que existen dos sistemas complementarios de almacenamiento de energía alimentaria en el cuerpo.

 A uno es muy fácil acceder, pero tiene una capacidad limitada de almacenamiento (glucógeno), y al otro el más difícil acceder, pero tiene una capacidad ilimitada de almacenamiento (grasa corporal).

El proceso funciona a la inversa cuando no comemos (ayuno). El nivel de insulina desciende, dando señal al cuerpo para que empiece a quemar la energía almacenada, ya que no recibe más por medio de alimentos. La glucosa sanguínea desciende y el cuerpo tiene que extraer glucosa del depósito para quemarla como energía.

El glucógeno es la fuente de energía de más fácil acceso. Se descompone a moléculas de glucosa para proporcionar energía a otras células. De esta forma se puede suministrar suficiente energía al cuerpo durante 24-36 horas. Después, el cuerpo empieza a descomponer grasa para usarla como energía.

Con esto el cuerpo solo puede estar en dos estados: en estado absorción (insulina alta) y en ayuno (insulina baja). O estamos almacenando energía alimentaria o la estamos quemando. Es una cosa o la otra. Si hay un equilibrio entre comer y ayunar, no hay ganancia de peso neto.

Si empezamos a comer desde que nos levantamos y no paramos hasta que nos vamos a dormir, pasamos la mayor parte del tiempo en el estado de absorción. Con el tiempo, engordaremos. No hemos dejado nada de tiempo para que el cuerpo queme la energía alimentaria.

Para restablecer el equilibrio o adelgazar, solo necesitamos aumentar el intervalo en el que quemamos energía alimentaria.Esto es el ayuno.

A los períodos de ayuno a menudo se los denominaba “limpiezas”, “desintoxicaciones” o “depuraciones”.

ayuno intermitente

Algunos de los beneficios físicos conocidos del ayuno son:

  • Pérdida de peso y grasa corporal
  • Incremento de la quema de grasa
  • Disminución de los niveles de insulina y azúcar en la sangre
  • Posible corrección de la diabetes de tipo 2
  • Mejora la lucidez y la concentración
  • Posible aumento de energía
  • Posible disminución del colesterol en la sangre
  • Estimula la autofagia
  • Genera una reducción de la inflamación

Esta dieta le ha funcionado varias celebrities de Hollywood. Chris Hemsworth le contó a Jimmy Kimmel sobre su experiencia con la dieta 16/8, método que utiliza para rebajar los kilos (de músculos) de más que gana para interpretar a Thor y poder así meterse en la piel de otros personajes.

En esta dieta encontró la manera “rápida y sana” de cambiar de peso.También Hugh Jackman confesó que era un fiel seguidor del este ayuno intermitente.

Siempre es recomendable seguirla bajo la supervisión de un experto y escuchar a nuestro propio cuerpo. 


LASTEST Articles