Guía completa de vestidos según tu cuerpo

  • Publicado en:
  • El día:
  • 09 , Ene , 2019
  • Por:
  • Alejandra Medina R.

Diferentes proporciones, bustos, alturas, largos… Conoce todos los trucos y empieza a vestirte para potenciar y no para disimular tu figura.

Con nuestra guía para elegir vestidos según tu cuerpo podrás lograr el look ideal para este verano.

 

 

¿Eres de las mujeres que sabe reconocer al instante qué tipo de ropa saca lo mejor de tu figura? A veces no hay que pensar en dietas milagrosas para vernos espectaculares, quizá la respuesta esté en elegir bien cada una de las piezas que conforman nuestro clóset.

Si bien el vestido es, sin lugar a dudas, la prenda más versátil que existe debemos tener claro que no todas podemos ponernos todo. Eso sí, respetando siempre la libertad de cada una para ponerse lo que quiera, aquí hablamos simplemente de una teoría del estudio de las proporciones y de cómo trabajan los estilistas y personal shopper para resaltar los puntos fuertes del cuerpo y elegir vestidos según tu cuerpo.

 

 

En cuanto a los vestidos, lo bueno es que existen tantas formas de vestido como de cuerpo femenino. La regla básica para acertar al 100% con esta teoría es conocer tus proporciones, para poder vestirnos de forma que en lugar de andar disimulando lo que no nos guste, potenciemos nuestras cualidades, porque todas las tenemos.

Para no asumir riesgos, dedícale unos minutos a esta completa guía de vestidos según tu cuerpo y así sabrás reconocer al instante los patrones de vestidos que mejor pueden quedarte cuando salgas de compras.

 

Tipos de cuerpos femeninos

 

 

Figura triangular o de pera:

Características: Hombros más estrechos que las caderas. Suelen ser mujeres con la cintura definida, con poco busto y piernas que tienden a almacenar grasa en las temidas cartucheras.

Acierto: Vestidos con escote en V o cualquiera que resalte la parte superior del cuerpo, así como de corte recto.

Error: Diseños que den más volumen a las caderas, como por ejemplo los plisados o el tul.

 

Figura redonda o con forma de manzana:

Características: Sin cintura y con mucho volumen en la zona del abdomen. Suelen tener las piernas más delgadas, aunque a veces sólo se trata de un efecto óptico. Los hombros también son redondos.

Acierto: Vestidos de corte imperio.

Error: Los ceñidos o de tubo con muchos detalles en la zona media y que se estrechan en la parte baja.

 

Figura rectangular:

Características: Hombros, cintura y caderas dibujan una línea recta, si bien es un cuerpo proporcionado no dibuja forma alguna.

Acierto: Vestidos ajustados en la parte superior y con mucho volumen a partir de la cintura, por ejemplo los de tipo lady.

Error: Vestido recto o de tubo.

 

Figura de reloj de arena:

Características: El pecho guarda una perfecta armonía con las caderas y la cintura está muy definida. Es el cuerpo más deseado por las mujeres porque tiene curvas y resulta muy femenino.

Acierto: Diseños que dibujen la cintura y que se adapten a ella.

Error: Los vestidos despegados y de corte recto, por ejemplo los de tipo túnica.

 

Figura de triángulo invertido:

Características: Hombros más anchos que las caderas con piernas esbeltas, normalmente, y volumen en la zona pectoral.

Acierto: Vestidos de línea A, es decir con mayor volumen y más sueltos desde el escote.

Error: Los que son muy ceñidos en la zona baja o con hombreras.

 

Tipos de vestidos según tu cuerpo

Elegir vestidos según tu cuerpo es un tema, pero, ¿qué tipo de vestido favorece a nuestro cuerpo? Los patrones en torno a esta prenda son inagotables. Para saber elegir es necesario tener más o menos claro qué tipos de cortes existen y para qué tipos de mujer se han creado.

 

 

Evasé: O acampanado. Perfecto tanto para looks más casuales como más elaborados. Favorece a todo tipo de cuerpo y silueta porque consigue marcar la cintura sin potenciar en exceso las caderas, por lo que es ideal para las mujeres con complejo por tener esta zona más ancha.

Recto: No potencia la cintura por lo que es perfecto para mujeres con cuerpo en forma de V o «manzana».

Imperio: Un básico que no pasa de moda. Femenino y sofisticado. Los vestidos de corte imperio son los que tienen un corte debajo del pecho. Tiene múltiples ventajas, si eres menuda te da más altura y realza el busto. Y si tienes la cintura ancha lo disimula por completo.

Canesú: Con el corte justo por encima del pecho. El detalle en la parte de arriba acapara todas las miradas y las infinitas opciones de escote que presenta hace que sea perfecto para mujeres con hombros más prominentes, por ejemplo.

 

 

Cintura alta: El corte lo tiene justo en la cintura, resulta muy favorecedor para mujeres con figura de reloj de arena o que quieran camuflar sus caderas.

Tubo: La opción más atrevida pero al mismo tiempo con la que más sensual te sentirás, sobre todo si lo luces con seguridad. Al ser totalmente ajustado es perfecto para mujeres que deseen potenciar sus curvas.

Cintura baja: El corte llega hasta las caderas y resulta ideal para mujeres que quieren lograr una figura más uniforme y compensada, por ejemplo si tienen las piernas muy largas y un torso pequeño.

Túnica: Como el de corte recto pero con caída. Uno de los más versátiles, ya que no marca apenas las formas.

 

 

Ablusado: Vestido que imita a una blusa holgada en la parte superior. Puede ser ceñido por abajo por lo que es perfecto para mujeres con pecho pequeño que quieren potenciar las curvas de sus caderas. También es una opción ideal para disimular las cinturas más anchas.

Camisero: Hay tantos diseños de vestidos de corte camisero que sus posibilidades son infinitas, hay un vestido camisero perfecto para cada mujer. Siempre está de moda. Suelto para mujeres de siluetas más redondas y rectas y con cinturón para marcar la cintura de las mueres con cuerpo triangular o con silueta reloj de arena.

 

El escote

No solo debes elegir vestidos según tu cuerpo, la elección de escote también depende de él y, por supuesto, del busto. Es difícil determinar con exactitud qué tipo de escote favorece a cada tipo de cuerpo. Hay vestidos con y sin mangas, de tirantes, palabra de honor, asimétrico, con escote en la espalda, con distintas texturas y tejidos, de infinidad de estampados y colores. Y absolutamente todo es importante. Por supuesto el tipo de cuerpo influye mucho a la hora de elegir escote, no es lo mismo una mujer con los hombros más prominentes que caídos, con los brazos más finos o gruesos o con el cuello largo o corto.

 

Escote barco

Realzan el busto siendo perfectos para mujeres con pechos pequeños. En cuanto al cuerpo, es ideal para mujeres con figura de triángulo invertido, rectangular y reloj de arena.

Escote corazón

Favorece tanto a mujeres con poco pecho como a las que tienen mucho. En todos los casos lo realza.

Escote cuadrado

Perfecto para mujeres con hombros estrechos. Nada recomendable para aquellas de cintura ancha o cuello muy corto.

Escote en V

Es el idóneo para mujeres que quieren suavizar sus hombros tengan el busto que tengan. Quedan genial en mujeres con cuerpo triangular.

 

Escote halter

Puede tener mil formas pero siempre deja los hombros al descubierto con lo que es perfecto para mujeres que quieren dar importancia a esta zona del cuerpo. Muy favorecedor especialmente para mujeres con brazos finos, hombros caídos o rectos y bustos de todas las tallas.

Escote bardot

Resulta muy sensual pero debe evitarse en mujeres con el cuello muy corto o grueso. Con mangas, favorece a las mujeres con brazos gruesos y realza los brazos finos.

Escote palabra de honor

Perfecto para mujeres con hombros normales o cuadrados y brazos finos o normales y no recomendable para brazos muy rellenitos u hombros muy caídos. Compensa hombros estrechos y siluetas triángulo invertido o rectas.

En líneas muy generales se puede afirmar que el que mejor sienta a casi todos los cuerpo es el escote asimétrico, ya que juega con las formas. Resultan especialmente favorecedores en mujeres con hombros más anchos pues, según el diseño, destaca un cuello largo y fino, y alarga el cuello corto o grueso. Es apto para todas las tallas de busto y perfecto, al igual que el escote en forma de U, para las mujeres con cuerpo de triángulo invertido y rectángulo.

 

La altura

 

 

Ya te contamos todo sobre vestidos según tu cuerpo, pero si te preocupa tu altura, también tenemos consejos para ti.

Claves del vestido perfecto para mujeres «petite» o con una altura inferior a 1,60

 Alargar la figura con la ropa es posible, y aunque siempre hay que tener en cuenta el tipo de cuerpo existen lecciones básicas de estilismo para crear este efecto, por ejemplo vestidos de falda más corta o hasta las rodillas y de escote en V para alargar la zona superior. Si te gustan los vestidos largos debes saber que no están del todo prohibidos como dicta la creencia popular.

Tu opción sería un vestido lo más estrecho posible sin llegar a ser recto y de una tela con una caída suave. Lo ideal es que el largo llegue hasta los tobillos y eviten los cortes en la cintura y los estampados muy recargados. De un único color es el ideal. Por último, las más bajitas deben evitar los vestidos con escotes muy profundos, en especial los que tienen forma de U y los cuadrados. ¿Los mejores? Los halter.

Claves del vestido perfecto para mujeres muy altas

Un vestido muy largo con sandalias planas es un look infalible. Arriésgate con el estampado de pies a cabeza y combina texturas sin miedo alguno. Tampoco pierdas de vista los vestidos mini y con grandes aberturas en la falda. ¡Presume de piernas largas!

 

Sigues los consejos de nuestra guía para elegir vestidos según tu cuerpo y disfruta del verano. 🙌

  • Alejandra Medina R.
  • Por: Alejandra Medina R.
  • |
  • MBA en Dirección de Empresas de Moda, International Trends Hunter e Ing. Comercial de profesión. Me fascina escribir y compartir lo que voy descubriendo en el mundo de la moda.