Menú Menú

¿Qué hacer para evitar el estrés laboral?

Entrevista / 5 junio, 2018

¿Qué hacer para evitar el estrés laboral?

Practicar yoga, manejar bicicleta, trotar, ir al gimnasio o al cine, la actividad física en general, conversar con los amigos o simplemente quedarse en casa, ya no es suficiente. El estrés laboral, también conocido como Síndrome de Burnout, es uno de los principales problemas que afecta la salud psicológica y física de las personas.   

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), resalta que enfermedades mentales como  la ansiedad y la depresión serán en el 2020, el principal motivo de ausencia laboral a nivel mundial.  

Chile no escapa a esa realidad. Actualmente, el 58% de las licencias médicas -según indicadores de la Superintendencia de Seguridad Social- dentro de los ámbitos laborales, se relacionan con problemas de salud mental, específicamente con síntomas depresivos.

El psicólogo organizacional y coach neurolingüístico, Renato Menares Vergara, explica que el incremento de las licencias médicas tiene varias interpretaciones como son: “Falta de preocupación, o bien, falta de acciones claras y eficientes sobre la temática”.

“Muchas organizaciones pretenden hacer algo, pero deberíamos pensar si sólo es una medida mitigadora reactiva y spot, o bien, un cambio profundo de paradigma respecto al bienestar laboral, el cual debería estar basado en programas para diseñar organizaciones saludables físicas, mental y socialmente”, dice.

¿Cómo se deben diseñar esas organizaciones saludables?

Menares Vergara refiere que las organizaciones saludables se diseñan desde una mirada holística. Su foco es preventivo, que puede provenir desde la salud mental universitaria. “Si revisas las estadísticas de la Encuesta Nacional de salud del Ministerio de Salud (Minsal) , seguimos teniendo problemas con los hábitos alimenticios, el sedentarismo, la obesidad, el tabaquismo y obviamente las enfermedades que desde ahí se generan, malos indicadores comparados con otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde)”.
“Los malos hábitos que desarrollamos en casa, claramente los llevamos también al trabajo e impactan en algunas ocasiones en la calidad del trabajo. Entonces una organización saludable promueve nuevos hábitos, nuevos estilos. Las personas sanas, son más productivas, tienen mejor adaptación, su actitud es colaborativa y su energía es mayor. Es relevante integrar prácticas saludables en el trabajo, el futuro debería estar basado en ello. Hay que reflexionarlo e invitar a las organizaciones a tomar acciones concretas hacia este maravilloso estilo de vida”, dice.

¿Cuáles son las principales recomendaciones para disminuir los niveles de estrés laboral?

“En general, diseñar nuevos hábitos personales: Alimentación sana, participar en forma integrativa en las soluciones de la organización, abrir espacios para la camaradería y practicar la cordialidad en las relaciones laborales (ascendentes, decentes y laterales) para generar un contexto de apoyo social y de comprensión de que somos seres humanos diferentes y que merecemos respeto”, puntualiza.  

LASTEST Articles