Menú

Menú

¡Let’s dance! Ejercítate con todo el ritmo

Fitness / 27 febrero, 2019

Avatar

Javiera Hidalgo

@

¿Alguna vez consideraste hacer ejercicio bailando? Si están buscando una manera más divertida de hacer ejercicio, tal vez el baile es el hobby ideal para ti. Una forma de expresión que te permite mover tu cuerpo y liberar tu mente al ritmo de la música. No importa si tienes experiencia o eres un novato, ¡existe un estilo para ti!

 

Beneficios de hacer ejercicio bailando

Tal vez no te convence que el baile pueda ser considerado una rutina de ejercicio, sin embargo te contamos que trae muchos beneficios para tu cuerpo y mente. Dependiendo del estilo se trabajan distintos músculos y articulaciones. Te compartimos algunos de los beneficios que tiene el ejercitarse bailando.

 

  • Solo necesitas tu cuerpo:

Nada más que tu mismo cuerpo. Sin necesidad de añadir peso externo, ejercitarse bailando trabaja tus músculos. Tonificando tus piernas, brazos, abdomen y otras partes que tal vez nunca antes habías ejercitado. El hecho que sea una actividad centrada en ti mismo te permite (dependiendo del estilo) depender de tu propias capacidades, presionar hasta tus límites y enfocarte en tu cuerpo.

 

  • Incrementa tu ritmo cardíaco y la condición de tus pulmones

Uno de los puntos más importantes en un workout es cuanto trabaja tu corazón. Normalmente se recomienda complementar cualquier tipo de ejercicio con “cardio”. Dado a su importancia es que debemos pasar por una rutina de este tipo para lograr resultados positivos en nuestro cuerpo.

El baile incluye ese trabajo cardíaco en su naturaleza. Dado a que en una clase o sesión de baile se está en constante movimiento mejora el estado de nuestro corazón y pulmones. No solo eso, sino que también ayuda a quemar grasa y la pérdida de peso, a la misma vez que tonifica tus músculos. ¿Qué mejor?

 

  • ¡Exprésate!

Puede que este sea uno de los mejores beneficios de bailar. Nada mejor después de un mal día que ir a dejarlo todo en la pista. La gran ventaja del baile, es que, no solo es una manera de ejercitarse, sino que también es una forma de arte.

Las expresiones artísticas nos permiten demostrar nuestros sentimientos y pensamientos de una manera libre y explícita. Independiente del ritmo que estés bailando puedes olvidarte del resto del mundo y solo concentrarte en el momento. ¡Deja que tu cuerpo hable por ti!

 

  • Mejora memoria y coordinación

Otro músculo que trabajas cuando bailas es tu cerebro. Así es, bailar requiere de un esfuerzo mental que si bien no se siente, está ocurriendo sin que lo notes. La necesidad de memorizar pasos y  nuevas rutinas, así también como coordinar tu cuerpo al ritmo de la música son un gran ejercicio para tu masa cerebral.

 

  • Mejora la autoestima

Bailar te conecta contigo mismo. Es un momento único en donde puedes sentir tu cuerpo y mente trabajar al unísono. Esto tiene consecuencias positivas en tu autoestima. Ser capaz de mover tu cuerpo cada vez más libre, y también ir mejorando constantemente nos hace sentir bien.

Puede que al principio te de vergüenza bailar frente a extraños, más si sientes que no tiene mucho ritmo. Sin embargo cuando comienza a ganar confianza, ya nada importa. Te sientes más libre y comienzas a amar tu cuerpo y la forma en la que se mueve. ¡I’m feeling myself!

 

Estilos de bailes perfectos para ejercitar

Si te está empezando a interesar la idea de unirte a una clase y hacer ejercicio bailando pero no sabes que estilo escoger no te preocupes, tenemos una selección de ritmos para que puedas elegir. Todos tenemos distintos gustos en música y también diferentes maneras de movernos. Es por eso que encontrar el tipo de baile ideal es muy importante para que disfrutes al máximo la experiencia.

 

Street Style: 

Si lo que buscas es algo más rápido y energético, entonces el Street Style tal vez sea para ti. Lo genial de este estilo es que existen muchos tipos de Street Style que puedes practicar. Diferentes técnicas, algunas más fáciles que otras. También distintos sonidos, el Street Style puede ser bailado a casi cualquier tipo de música, puede ser reggaeton, hip hop, pop, inglés, español, etc. Otro punto a favor del Street Style es que puedes demostrar tu avance en la pista con tus amigos en fiestas.

Flamenco: 

Un representante de la pasión y la fuerza. El Flamenco es un baile que trae todo el encanto español a la pista. Una manera genial de expresar esa emoción y fuego interior. Otra de las características del Flamenco es que los movimientos tienen una conexión especial con el sonido. Las palmas, los pasos golpeados, el sonido de la guitarra son todos elementos que hacen este estilo tener su propio ambiente.

 

Danza Contemporánea:

Cuando lo que se necesita es expresión, entonces la danza contemporánea es la perfecta opción. Puede que pienses que es más “lento” y por lo tanto no entrega tantos beneficios en términos de ejercicio, pero todo lo contrario. La danza contemporánea es uno de los estilos que más demanda físicamente hablando. Por eso se convierte en una opción perfecta para hacer ejercicio bailando.

Desde el esfuerzo físico, mental, y emocional es tipo de baile que te pide entregarlo todo. Pero eso no quiere decir que es para expertos solamente, existen diferentes niveles, así que aún si nunca has bailado puedes darle la oportunidad. Lo que más importa en este estilo es la emoción, debes entregar y derramar tu alma y cuerpo en cada canción. ¡Es realmente liberador!

 

Ballroom y latino:

¡Toda la pasión y ritmo latino! Nada más ni nada menos, el ballroom y los estilos de baile latinos sacan toda la diversión a la fiesta. Puedes bailar en parejas o disfrutarlo solo, este tipo de baile te da una gran libertad para pasarlo bien ante todo. Un gran trabajo para las piernas y esas caderas que sin duda se pondrán en movimiento.

 

Estos son solo un par de estilos, pero existen cientos de los que puedes escoger para integrarlo en tu vida y comenzar a moverte. Ballet, árabe, broadway, jazz, y muchos más.

Puede ser un complemento para tu rutina de ejercicio o el comienzo de un nuevo hobby sano y artístico. Lo importante es que te atrevas, nadie nace siendo experto así que no te sientas intimidado por ser novato. En un par de clases ya no podrás de dejar de bailar. Anímate a hacer ejercicio bailando ahora, sin importar tu edad ni estado físico.

¡LET’S DANCE!

 

LASTEST Articles