Se acabo la era de Chiara Ferragni

  • Publicado en:
  • El día:
  • 20 , Ago , 2017
  • Por:
  • Consuelo Pfeng

Tal como lo lees: ya se quedó atrás la era de Chiara Ferragni, pero no como fashion blogger, sino como nuestra novia favorita de Riccardo Pozzoli. Hace algunas semanas, Ricardo hizo publica su relación con la modelo Gabrielle Caunesil, a quien hemos podido conocer a través de las redes sociales,  y darnos cuenta que tiene una personalidad chispeante y un gran sentido de la moda.

De Chiara a Gabrielle

 

Cuando Chiara y Riccardo terminaron su relación, dejé de creer en el amor. Es como que te dijeran cuando niña, que el mejor cuento de hadas no existe. Fue tal y como cuando Brad y Jennifer terminaron.

Después de Riccardo, Chiara tuvo como novio al fotógrafo americano Andrew Arthur, y no pudimos entender como pasó de Riccardo a Andrew (¿Cómo te pueden gustar dos personas tan diametralmente distintas?). Personalmente, según lo que se podía ver en las redes sociales, me daba la impresión que él no la tomaba en cuenta, y cada vez que ella hacía un instagram stories (parte de su trabajo y de su día a día) la miraba con cara de asco.

Obviamente durante ese tiempo, los looks de Chiara pasaron a ser mucho más “dark” ya que ella suele mimetizarse con su pareja.

Afortunadamente , esa relación no duro mucho y hoy la vemos comprometida con Fedez, un rapero italiano que se ve que la hace feliz y la adora. Si te perdiste la mejor pedida de mano de la historia te recomiendo que la veas aquí: Fedez le pide matrimonio a Chiara.

Obviamente, por eso el look de Chiara ahora es estilo “miami” o “rapero”.

Lonely Riccardo

 

Después de Chiara, pareció que Riccardo estuvo solo mucho tiempo, hasta que llegó a su vida la modelo Griega Nasia Mylona, con quien estuvo algún tiempo y luego volvió a la soltería.

Así, pasaron los meses, y volvimos a ver a Lonely Riccardo mientras Chiara Ferragni no hacía mas que morir de amor por Fedez.

 

¿La Emily Ratajkowski francesa?

 

Finalmente, luego de meses de verlo solo, volvimos a ver a un Riccardo feliz y enamorado pero esta vez de una modelo francesa llamada Gabrielle Caunesil, a quienes muchos llaman la Emily Ratajkowski francesa, pero creo que simplemente es un parecido.

La modelo de 25 años, es representada por la agencia Elite, y se las pasa viajando por el mundo trabajando entre Europa y Estados Unidos.

A diferencia del resto de las novias de Riccardo, que solían tener un look más inocente, Gabrielle es muy sexy y siempre se muestra topless o con bikinis diminutos.

Podemos ver en sus redes sociales que tiene una personalidad animada y atrevida, y que no tiene miedo de usar outfits arriesgados (características bastante parecidas a las de Chiara), así que te recomendamos que la sigas por que es muy entretenida!

A pesar de que nuestra pareja favorita siempre serán Chiara y Riccardo, por lo menos nos alegramos de que Riccardo haya encontrado el amor.

Te podría interesar también:

“Por eso lo llaman Amor”: Estreno 31 de Agosto

El mejor influencer de NY: The Fat Jewish

Fails más comunes en apps para conseguir pareja

  • Consuelo Pfeng
  • Por: Consuelo Pfeng
  • |
  • Directora General The Label. Ingeniero Comercial UAI. Digital Monster

El look de Cara

Cara Delevingne ha sido una de las invitadas disruptivas en el matrimonio real de Eugenia de York y […]

Colección otoño – invierno de Náutica cargada de colores y texturas

Diseños para la vuelta a la ciudad, esa es la premisa de los adelantos que trae Náutica este […]

Solteros, mochileo éxitoso ¡Atrévete a la aventura!

6 Tips para convertirte en un mochilero exitoso Regular el peso del equipaje, el ítem de la alimentación, […]

Ahorrar, difícil pero no imposible ¿Listos?

Ahorrar es complicado, pero si se puede Aún así, tenemos la esperanza que nos suban el sueldo, nos […]

Los imperdibles para las vacaciones de invierno

Dentro de poco comienzan las vacaciones de invierno y te invitamos a disfrutarlo a lo grande. Entérate de […]

¿Se puede dejar la leche de vaca?

Soy de las personas que le gustan los grises, más que el blanco y el negro, y por […]